Cómo modelar con herramientas de animación y texturas

La mayoría de los programas de diseño 3D pueden emplearse en otros aspectos. Podemos emplear herramientas que están programadas para la texturización o la animación en el proceso de modelado.

En este proceso podemos encontrar una gran cantidad de herramientas a escoger, y algunas de las más importantes y destacadas son el desplazamiento de textura, huesos y dinámicos.

Hoy en Visual4 te contamos en qué consisten estas técnicas y por qué es tan importante mezclar estos métodos.

Tipos de técnicas de modelaje

El desplazamiento textura es útil para crear detalles

Para poder crear desplazamientos en la malla a través de imágenes y texturas permiten crear una geometría muy detallada y en un tiempo limitado. Cuando las aplicamos a un objeto 3D, estas texturas pueden desplazar a la geometría, manipulando los puntos que convierten al modelo en una variedad de formas múltiples.

Se pueden utilizar los desplazamientos de textura para modelar paisajes realistas, entre otros.

En el momento en el que un modelador emplea un desplazamiento de texturas para manipulas la superficie de un objeto hace que los animadores puedan trabajar con una malla a baja resolución para que puedan aumentar la densidad de polígonos del objeto antes de aplicar el render.

Si se anima con un objeto de baja resolución, la reproducción será mucho más ágil. Así el animador puede trabajar mucho más deprisa.

Los planos subdivididos pueden tomar tantas formas distintas como texturas se empleen para desplazar los puntos dentro de la malla.

Huesos

Por norma general, este es el método estándar para animar mallas 3D. La técnica se denomina así debido a que se empela un rig o esqueleto articulado. Es decir, se trata de huesos virtuales similares a los del mundo real. Esta jerarquía de huesos interconectados se asigna a una malla y la deforma según la posición, escala y orientación de cada uno de ellos.

Por norma general, los huesos se suelen diseñar aparte, pero se pueden empelar en la fase de modelado para agilizar las tareas. Por ejemplo, empleando esta herramienta se puede doblar algunos elementos con mucha más facilidad, ahorrando tiempo en el procedimiento si se hubiera hecho empleando un método más tradicional.

Dinámicas

Cuando hablamos de dinámicas, en un programa 3D, se refiere a una simulación de base física que permiten animar objetos virtuales con movimientos físicos más realistas. Pueden variar de objetos blandos y fáciles de deformar, como el pelo o la ropa, a simulaciones más rígidas, como el cristal o un edificio.

Los modeladores digitales pueden aprovecharse de estas simulaciones para contribuir al proceso de modelado, creando un plano segmentado y aplicar una simulación dinámica sobre él para crear un mantel o una sábana, producir dobleces, arrugas, etc.

¿Por qué es importante mezclar los métodos?

No debemos limitarnos a emplear solo unos métodos de modelado. Cuantas más técnicas se empleen, más eficiente será el diseño creado.

Añadir nuevos métodos ampliará nuestra capacidad de resolver problemas, mejorará la habilidad con las técnicas con las que estás familiarizado. Ninguna de las técnicas de modelado que hemos mencionado es exclusiva y todas ellas pueden complementarse.

Cuando se modela un objeto no se debe escoger un único método para emplear en un objeto. Si dominas varias técnicas de modelado, podrás escoger la más eficaz tanto para el objeto a modelar como para cada una de sus partes así como con la que más cómodo puedas sentirte trabajando.