Métodos de construcción del modelado digital

En el modelado digital no existe una fórmula fija a la hora de trabajar, ya que los artistas suelen emplear aquella con la que más cómodos se sienten. Hoy en Visual 4 explicaremos de forma detallada los distintos métodos que se pueden emplear a la hora de realizar un modelado digital.

La construcción es la técnica más sencilla de dominar

La construcción de los detalles de un modelo, desde el primer polígono generado, es uno de los métodos más empleados en esta industria. Con este tipo, una porción de malla estará completa y se tendrá que construir otra área del modelo y continuar con todo el proceso hasta que se finalice.

Con esta técnica se pueden diseñar tanto modelos realistas como modelos más estilizados. Algunas de las actividades más comunes a la hora de realizar con esta técnica son la creación de cabezas de modelos realistas o la reconstrucción de la topología de un objeto. Cuando usamos una malla preexistente que ya cuenta con millones de polígonos, su reconstrucción crea otros modelos con muy pocos modelos y se deforman bien a la hora de animarlos.

Podemos encontrar dos técnicas principales dentro de esta categoría: prolongación de bordes y punto por punto.

Prolongación de bordes

Por normal general, este método de modelado empieza con la creación de un polígono plano, empleando el punto a punto o un objeto primitivo. Cuando se crea el polígono, se selecciona un borde y se prolonga para producir uno nuevo. Así, se repite de manera constante hasta formar la malla al completo.

Los modeladores digitales lo emplean para poder crear cualquier modelo, como vehículos o armas, aunque lo más común es emplearla para crear cabezas realistas.

Punto por punto

El artista genera puntos para definir la forma de la malla que quiere producir y, a continuación, crea polígonos a través de estos puntos. Esta es la técnica más rápida para crear letras personalizadas y logotipos si no encontramos ninguna fuente disponible. Así, se crean polígonos personalizados a través de múltiples puntos, seleccionando esos puntos y generando un polígono a partir de la selección.

Tipos de de modelados

Según los recursos empleados, podemos encontrar diversos recursos para realizar las técnicas de modelado. Entre ellos, destacan el modelado de primitivos, el de cubos y el modelado por parches.

Modelado de primitivos

Esta técnica consiste en combinar formas primitivas geométricas y modificar su forma para construir el objeto final. Por norma general, todos los software 3D ofrecen una amplia gama de herramientas para poder combinar formas personalizadas a partir de objetos primitivos.

Normalmente suele emplearse para superficies duras y mallas mecánicas. Aunque la mayoría de objetos emplean formas geotérmicas primitivas.

Modelado de cubos

Esta técnica es similar al modelado de primitivos porque en este proceso, el primer paso empieza con una forma primitiva. Normalmente, se trata de un cubo y para generar la malla final, el artista crea geometría adicional a partir del elemento principal. De esta forma, se crea una malla sin juntas.

Para crear los elementos adicionales, se extienden o clonan grupos individuales de polígonos. Así, podemos encontrar mucha más geometría para poder construir el modelo.

Podemos decir que el modelado de cubos es una manera rápida para crear objetos complejos y suaves a partir de mallas sencillas. Los artistas emplean este método para poder crear bases poligonales y suavizar su forma.

Por norma general, el uso más frecuente de esta técnica es para crear mallas originales aunque también se puede emplear para crear elementos de cualquier tipo.

Modelado por parches

La metodología principal de esta técnica es el uso de curvas o jaulas para definir la superficie de un objeto. Las superficies creadas entre las intersecciones de las curvas se conocen como parches y se controlan mediante los puntos que conforman las curvas y que se denominan puntos de control.

Cuando combinamos parches múltiples, podemos crear formas orgánicas complejas con un número mínimo de curvas.