Preparar un modelo digital para impresión 3D

Cuando queremos transformar un archivo 3D en un modelo físico debemos tener en cuenta una serie de aspectos ya que el proceso a seguir no es el mismo. Hoy en Visual 4 te contamos las claves que necesitas conocer para poder imprimir cualquier proyecto 3D.

¿Qué se debe tener en cuenta para poder imprimir un modelo digital?

Es importante emplear mallas cerradas para que el modelo digital se pueda imprimir a la perfección.  Aun así, es recomendable seguir otra serie de consejos para que no tengas ningún problema al imprimir tu proyecto.

Emplea mallas cerradas

Los bordes abiertos de cualquier modelo 3D pueden dar problemas al intentar imprimirse. Los modelos complejos que tengan muchas aperturas pueden dar problemas, aunque esto es una medida fácil de arreglar.

Pasos para imprimir un modelo 3D

Evita, en la medida de lo posible, mapas de textura

En el proceso de impresión de 3D no se emplean mapas de textura, por lo que no será necesario que se utilicen mapas de desplazamiento a la hora de diseñarlo. Si se quiere modelar algún detalle en la superficie, se tendrá que diseñar en la malla y representarse con polígonos.

Es importante asegurarse que el objeto es una malla poligonal al que se le haya aplicado un suavizado o una subdivisión.

Además, el modelado tiene que ser un elemento que pueda funcionar en el mundo real. Es decir, si se va a imprimir un personaje, es importante crear una base que lo pueda soportar sin problemas.

Tanto el modelo digital como su base no necesitan ser una malla continua y se pueden componer como objetos separados, pero necesitan cruzarse.

Cuando se cruzan dos mallas separadas, se verán como una sola cuando se realizan la impresión.

Escoge un formato de impresión adecuado

Para poder imprimir en 3D se debe almacenar el archivo en un formato que el estudio de impresión pueda procesar sin problemas. La mayoría de dichos estudios necesitan los modelos en formato de litografía estéreo (STL).

Si tienes que guardar el trabajo realizado en este formato pero tu programa 3D no es compatible con él, puedes emplear programas para convertirlo, aunque casi todos los estudios aceptan otros formatos y pueden hacer ellos la conversión.

Pasos para imprimir en 3D

Para que el modelador y los estudios de impresión no se encuentren ningún problema a la hora de componer la pieza, es importante seguir una serie de directrices para evitar cualquier sorpresa.

  • Intenta evitar cualquier elemento que sobresalga del modelo porque podrían dar problemas a la hora de construirlo, o romperse durante el envío.
  • Aumenta el grosor e intenta conocer cuál es el más adecuado para el estudio de impresión, porque cada uno tendrá unas limitaciones determinadas.
  • Para conseguir un nivel mayor de detalle, haz impresiones más grandes porque cuanto más pequeño sea el modelo, menos detalles tendrá.
  • Asegura que todos los polígonos apuntan en la dirección correcta porque si no, la impresora los interpretará como agujeros. Además, todas las mallas tienen que estar cerradas.
  • Emplea partes separadas para imprimirlo por partes y maximizar la escala de cada una de ellas. Es importante separar las mallas unos 20 mm entre sí para que las partes individuales no se fusionen durante el proceso.

No dudes en preguntar si no estás seguro acerca de una porción del modelo. Los estudios de impresión podrán identificar cualquier problema y asesorarte.