Cómo modelar un texto poligonal en 3D

La creación de un logo es uno de los trabajos más comunes con textos tridimensionales ya que los logotipos son los símbolos o los diseños que una empresa emplea para construir su identidad.

Las técnicas empleadas para crear mallas profesionales de logos 3D se emplean en múltiples áreas del modelado digital. Hoy explicaremos cómo es el proceso de creación de un logo tridimensional a partir de un modelo bidimensional.

Imágenes rasterizadas y vectores para crear texto en 3D

Por norma general, los clientes suelen proporcionar su logo en formato Illustrator y la mayoría de los programas 3D lo podrán cargar sin ningún problema.

  • Vectores: los gráficos vectoriales emplean formas geométrica primitivas como puntos, líneas, curvas y otras formas basadas en ecuaciones matemáticas para poder representar imágenes en forma de gráficos de ordenador. Los datos vectoriales se convierten en geometría editable al importarse en un programa 3D, con lo que agilizará el proceso de modelado, asegurando que el logo es preciso.
  • Imágenes rasterizadas: están compuestas por una cuadrícula rectangular de píxeles o puntos de color que se almacenan en un archivo de imagen que puede estar en distintos formatos. Su resolución se basa en el número de píxeles que conforman la imagen y al importarlas en un software 3D para crear el modelado y se emplea como plantilla para poder construir sobre ella.

 

Crear logos 3d

Antes de realizar el texto poligonal en 3D, necesitamos crear la malla base en formato 2D. Para ello, podemos emplear la referencia que proporcione el cliente como plantilla para poder trabajar.

Cómo crear la malla base en 2D

Para poder crear las formas en una malla de esta dimensión, podemos escoger entre varias opciones:

  • Colocar a mano los puntos
  • Utilizar primitivos, que son las formas geométricas básicas que sirven como bloques de construcción para muchas otras y que se puede utilizar para crear curvas detalladas. Es recomendable crear un disco primitivo, seleccionarlo y copiar los puntos que se necesiten y eliminar así el resto del objeto. Así, se puede repetir este paso hasta que se obtengan todos los puntos que se necesitan para obtener la forma detallada.
  • Emplear splines, curvas en el espacio tridimensional. Estas son las formas más comunes de crear múltiples puntos a lo largo de una curva. Basta con crear splines basándose en la forma que estemos construyendo. Así lo convertimos en un polígono y copiaremos los puntos que necesitemos, copiándolos otra vez en el modelo y repitiendo el proceso tantas veces como sea necesario.

Se recomienda combinar estas tres opciones porque la mayoría de las letras suelen mezclar formas curvas y rectas.

Una vez creadas todas las formas, es importante crear las aperturas necesarias.

Podemos encontrar herramientas que permiten añadir, sustraer e intersectar una malla con otra para poder realizar este tipo de acciones.

Pasar de 2D a 3D

Cuando ya hayamos completado la malla base 2D podemos añadir una dimensión nueva al logo. Se puede emplear el comando de extrusión para conseguirlo, aunque necesitaremos microbiselados, biseles y relieves para conseguir que el logo sea realmente 3D.

Microbiselados, biseles y relieves

Cuando hablamos de microbiselados nos referimos a los bordes que conectan dos superficies. Por norma general, suele ser de 45º, aunque a veces empleamos el término microbiselado para referirnos tanto al bisel como al relieve de un objeto.

Por otro lado, el bisel es un borde que conecta dos superficies, aunque también se puede denominar como un ángulo cortado que se ha aplicado a un borde exterior.

Nos referimos al relieve cuando hablamos del redondeado de una esquina interior.

Cuando un proyecto no cuenta con microbiselados, este disminuirá su calidad. Por tanto, es esencial añadirlos siempre que sea posible. A veces los biseles pueden producir errores en las esquinas con ángulos duros, causados por los polígonos superpuestos, pudiendo producir errores de render y geometrías ocultas.

Recuerda, antes de dar por finalizado el proyecto, debes examinar siempre cada una de las áreas de la malla con mucho cuidado.