Video mapping 3D: ¿qué es y cómo se crea?

El video mapping es una de las técnicas más innovadoras que combina arte y tecnología. Esta técnica consiste en proyectar tanto videos como imágenes 2d y 3D en cualquier tipo de superficies, inanimadas por norma general, como fachadas de edificios o monumentos.

De esta manera, las fachadas son escenarios en los que se narran historias, se presentan productos o se realizan eventos para conseguir resultados distintos y sorprender al espectador.

Gracias al vídeo mapping se pueden lograr resultados que con otro soporte sería difícil conseguir. Tiene un gran potencial audiovisual ya que permite proyectar las imágenes en cualquier superficie. Hoy en Visual 4 te contamos más detalles sobre esta técnica.

¿Cómo se hace el vídeo mapping?

Como hemos mencionado antes, el vídeo mapping es una técnica visual que consiste en proyectar imágenes sobre superficies reales, como en la parte exterior de los edificios, techos, paredes o cúpulas. Las imágenes son proyectadas de tal forma que se generan efectos de movimiento o en 3D. Como cada superficie es distinta, la experiencia audiovisual será exclusiva porque los resultados de la proyección son distintos de una superficie a otra.

Esta técnica se consigue gracias a un software especial con el que se crean efectos artísticos en 3D sorprendentes. Se pueden incorporar también dimensiones adicionales o ilusiones ópticas, generando sensación de movimiento a cualquier objeto de grandes dimensiones.

Es decir, es una forma de realizar vídeo en el que la luz y la ilusión óptica, combinadas con música y efectos especiales son capaces de crear una experiencia audiovisual sorprendente.

A la hora de realizar el vídeo mapping se deben tener en cuenta una serie de aspectos como la planificación, la potencia lumínica, la iluminación externa y el ángulo de proyección. Cuando se trata de un gran evento, es necesario planificarlo con tiempo (mínimo tres meses antes) porque hay que medir las dimensiones exactas de la superficie en la que se van a proyectar las imágenes y montar el vídeo a escala teniendo en cuenta la superficie.

Cuando ya hemos hecho la planificación, debemos decidir los proyectores que serán necesarios y su potencia. Tanto la profundidad como las dimensiones y las perspectivas del objeto sobre el que vamos a proyectar influirán en este aspecto.

Obtendremos un mejor resultado cuanta menos luz artificial interfiera en la realización del vídeo mapping.

Además, es importante la posición del público, porque no desde todos los ángulos se conseguirá una visualización adecuada.

¿De qué se compone?

Tanto la luz como la perspectiva y el sonido son los tres elementos más importantes a la hora de crear un vídeo mapping. En concreto, es la luz el elemento más importante de los tres que acabamos de mencionar. Gracias a ella, podemos ver y definir el espacio, los colores y las texturas de las proyecciones. Se crea la profundidad y la tridimensionalidad volumétrica necesaria para que la animación se convierta en una ilusión.

Podemos decir que, tanto la luz como su interacción con los elementos físicos sobre los que se proyecta, son esenciales para crear una experiencia visual completa. Es necesario contar con las herramientas de mayor calidad que te permitan conseguir el efecto y resultados deseados.

Usos del vídeo mapping

Como hemos mencionado, el video mapping es una técnica que combina tecnología y arte. Algunos de los más empleados son los siguientes:

El vídeo mapping como medio publicitario

El mapping publicitario es una de las opciones más utilizadas por las marcas para llegar a sus públicos de una forma distinta y actual. Permite que el contenido se haga viral de forma rápida y son así los asistentes a los eventos quienes publican tanto imágenes como vídeos a las redes sociales, generando así publicidad gratuita muy efectiva.

Una de las ventajas de emplear el vídeo mapping en publicidad es que se potencia tanto lo comercial como lo artístico.

Mapping en construcciones arquitectónicas

Normalmente, los vídeo mappings son más conocidos por su uso en edificios y monumentos históricos. Por norma general, esta técnica se suele emplear en edificios emblemáticos de las ciudades.

Mapping como mediart

El vídeo mapping está considerado como arte tecnológico, una forma de hacer arte creado gracias a las tecnologías. Podemos hablar incluso de arte electrónico, arte digital o arte interactivo, y todos ellos hacen referencia a las expresiones artísticas que usan la tecnología como lenguaje conceptual, artístico y estético.